Curso de gran importancia en el sector policial dada la gran cantidad de actuaciones que tienen lugar con cuchillos, navajas o cualquier otro objeto utilizado para pinchar o cortar.

 

En este curso se huye de las técnicas complejas vistas en los gimnasios, que luego no tienen aplicación en la vida real. Realizar un entrenamiento con cuchillos de goma y con técnicas estáticas, en las cuales el policía sabe dónde se le va a atacar, y el agresor se queda paralizado una vez realizado el ataque para permitir realizar la técnica, está muy alejado de la realidad de la calle. Por ello, en I.T.E.POL., utilizamos el shocknife, un cuchillo que realiza una descarga eléctrica con una intensidad semejante al corte, sin ataques preestablecidos, aprendiendo paso a paso una defensa real en esas situaciones, añadiendo el uso del Redman para realizar simulaciones lo más reales posibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.