Curso destinado a formar a los agentes en una de las actuaciones más cotidianas que se dan a lo largo de las jornadas laborales, sin que ello signifique que está exenta de peligro, aprendiendo las tácticas adecuadas a cada situación, y la forma de transicionar de una a otra con la mayor seguridad posible.

 

Diferentes formas de posicionamiento de nuestro vehículo policial, y el porqué de cada una de ellas. Asimismo, en este curso se explica el comportamiento balístico de un vehículo, cuestión de suma importancia en el trabajo diario policial, desmintiendo mitos e ideas preconcebidas, que podrían llegar a salvar vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.